Haz Que Tu Dinero Trabaje Por Ti


La inversión es la forma con la que puedes hacer que el dinero trabaje para ti.

El secreto para tener grandes ahorros no es ganar mucho dinero, mas bien si quieres tener seguridad financiera tienes que hacer a tu dinero trabajar para ti y dejar de guardarlo todo en una alcancía.


La fórmula para unas finanzas sanas es poner el dinero a trabajar. Cuando inviertes, el rendimiento es el fruto del trabajo que hace tu dinero por ti.


Un rendimiento es en pocas palabras el costo de un préstamo. Gracias a que el inversionista expone su dinero a un riesgo, el rendimiento es una compensación para él. Entre más alto sea el nivel de riesgo, más rendimiento hay que compensar; y estos dependen del riesgo de la inversión, la inflación, historial económico, etc.


Sabemos que cuando el dinero está parado, fácilmente accesible y sin destino determinado, es más fácil gastarlo de forma irresponsable e innecesaria. Por eso te damos algunos consejos para invertir tu dinero y que esté generando rendimiento.


1. Abre una cuenta con rendimiento


Si quieres invertir y no sabes en dónde, una buena forma de empezar es en Cetes Directo, se trata de bonos emitidos por el gobierno que están catalogados como seguros debido a que es el gobierno quien los emite y quien se compromete a pagar el dinero en un cierto plazo, más rendimientos. En otras palabras, es prestar dinero al gobierno y generar ganancias.


Asimismo, existen instituciones financieras que ofrecen rendimientos de hasta diez por ciento y puedes invertir desde mil pesos con un GAT nominal de entre el 4 al 8 por ciento en un año.


GAT nominal es un indicador del rendimiento total que ofrece un intermediario por los recursos depositados o invertidos a un plazo determinado, considerando la tasa de interés y cualquier costo que se exija al cliente para obtener los rendimientos ofrecidos.


2. Diversifica tu inversión


¿Has escuchado la frase “no pongas todos tus huevos en una canasta”? Aplica muy bien en las finanzas personales. El secreto de una buena inversión es una cartera diversificada. Cuando inviertas, asegúrate de que haya distintos proyectos en los cuales puedas hacerlo. Por ejemplo, si empiezas a invertir 10 mil pesos, invierte entonces 2,500 pesos por proyecto.


Algunas inversiones te permiten destinar una pequeña cantidad, mientras que otras requieren un valor más alto para empezar.


Al retirar funciona de la misma forma. Hay inversiones que puedes retirar en cualquier momento, como el ahorro, y otras en los que solo verás su dinero de nuevo después de seis meses o un año.


No te aconsejamos poner todo lo que tienes (aunque sea poco) en una sola inversión. Como el mercado financiero sufre muchas oscilaciones, principalmente en economías más frágiles, si colocas todo tu dinero en un solo lugar, en el caso de una caída, puedes sufrir muchos daños o incluso perder todo el valor invertido.


3. Deja que el dinero produzca


Aunque una de tus elecciones tenga liquidez diaria y, por lo tanto, posibilite la retirada en cualquier momento, organízate para que eso no sea necesario.


Al rescatar el dinero antes de la hora, pierdes los ingresos, lo que hace que todo el esfuerzo que hiciste para reunir e invertir esa cantidad sea en vano.


4. Ten un objetivo al ahorrar


Uno de los puntos a considerar al aplicar el dinero es la meta que deseas alcanzar con ese valor.


Si necesitas tener una cantidad en un período de 2 años para poder expandir tu negocio, por ejemplo, apuesta por un formato que tenga mayor rentabilidad, aunque la liquidez sea menor (lo que no será tan malo, ya que va a servir como incentivo para que no retires el dinero antes del tiempo).




#Finanzaspersonales #Inversión #Saludfinanciera #Ahorro #Ingresos #Crédito #Préstamo #Buródecrédito #Dinero #Economía #Tips #Organización #Ahorrar #Finanzas #Educaciónfinanciera



34 vistas
Image by You X Ventures
Financiera Mexcad

©2019 por Mexcad S.A. de C.V. SOFOM E.N.R.